Tips para trata al jefe de Libra 7

Cómo es y cómo tratar a un jefe de Libra

Es muy sencillo adaptarse a un jefe que siempre tiene una palabra amable para quien le sirve y una broma en los momentos más pesados o difíciles. Uno siempre admira a una persona como él, que lee tanto y posee una gran cultura pues tiene respuesta para todas las preguntas y afronta los problemas con una sonrisa en los labios.

Es un señorón en toda la extensión de la palabra. No le importa dar la misma explicación cinco o diez veces. Cuando se enciende en los ojos del empleado esa lucecita de la comprensión, se siente muy contento y lo felicita por haber captado la idea en vez de regañarlo o decirle que es un necio.

Como todo ser humano, tiene días buenos y días malos y estos últimos son cuando se encierra y se pone a trabajar sin hacer ningún comentario. Hay que tenerle paciencia, puede ser que no quiera que se le escape una idea y por eso no habla con nadie hasta haber terminado. O es posible que quiera estar solo para dedicarse a pensar o no desee trabajar pues es de los que trabajan hasta el agotamiento y después se dedican con el mismo entusiasmo a descansar.

Es un orador brillante, lógico y también divertido. La gente enloquece de entusiasmo con él y también sus empleadas. Casi es seguro que muchas se enamoren de él y lo pesquen; pero si es casado todo esfuerzo por halagarle será inútil. Es incapaz de engañar a nadie.

Es el intermediario ideal y el que apacigua tempestades. Se mortifica si no puede ayudar monetariamente a sus empleados, pero les dará permiso de faltar cuando tengan a un enfermo en casa.

No hay comentarios: